Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
¡ Alerta !

Hemos detectado un bloqueador de anuncios. Por favor, desactívlao para seguir navegando por esta página. Gracias por tu comprensión.

Algunas Notas sobre Otto Ketting

/
/
/
13923 Views

Otto Ketting ocupa un lugar prominente dentro de los compositores Holandeses de su generación, ya que además de su labor como compositor, fue un pedagogo reconocido y sobre todo un promotor de la música nueva, de vanguardia y de nuevos lenguajes.

Sin embargo es exigua la información biográfica acerca de este compositor, tanto en bibliotecas, como en la web, existe a penas un catálogo de parte de sus composiciones, algunas notas mínimas sobre su estilo e influencias, que se repiten una y otra vez en cada sitio web visitado indagando sobre su vida.

Quién fue Otto Ketting

Ketting nació en 1.935, pocos años antes de ser declarada la II Guerra Mundial en 1.939, fue trompetista, compositor y director, empezó su carrera en su país, primero estudiando con su padre y luego en el Real Conservatorio de La Haya.

Más adelante se trasladó a Munich, en donde estudió composición con Hartmann, y a su regreso se hizo profesor tanto en La Haya como en Rotterdam . Combinó la pedagogía, con la creación musical pero a partir de los años 60, se consagro sobre todo a su rol como compositor . (“Otto Ketting”, Los Angeles Philarmonic)

Sobre su Obra y estilo, se puede decir que a pesar de sus estudios, Ketting se consideraba así mismo un autodidacta, y sin duda lo fue.

Como compositor fue uno de los primeros músicos holandeses en practicar el serialismo, en los años 50.

Al principio de su carrera, notablemente en obras como “Due Canzioni para orquesta”, que lleva este nombre aunque en realidad está escrita para 5 instrumentos de viento, 3 de bronce, arpa, celesta y 3 percusionistas. La cual es una evidente muestra de la influencia de Webern y del serialismo en su trabajo . (Juan Manuel Viana, “Los Raros”, Radio Televisión Española)

Tanto esta obra, como la sinfonía n°1 y la “Intrada”, marcaron un momento importantísimo en la historia de la música holandesa, por ser las que más se acercaron o fueron influidas por la II Escuela de Viena.

Su obra.

Su obra, sin ser muy extensa, se caracteriza por su calidad, su instrumentación y una clara tendencia al dramatismo y la monumentalidad. (Carlos Michans, “Pódium Neerlandés” Radio Netherlands Worldwide)

Siempre con una intensidad expresiva acentuada por el uso casi sugestivo de las dinámicas, los silencios, los movimientos melódicos, el timbre y el ritmo, que hacen que haya un estado de tensión y ansiedad a lo largo de todas las piezas, “Intrada” no es una excepción, como se puede ver en el próximo capítulo al aproximarnos a la obra.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 5b41120566927.jpg

En el catálogo de su obra abundan las piezas de cámara para vientos, y los ensambles instrumentales poco convencionales, en donde se encuentran resaltadas las curiosas combinaciones instrumentales del compositor.

Esto revela más allá de un afán por innovar, a un músico interesado en la exploración, de las sonoridades y de los géneros.

Porque como ya se mencionó tiene un repertorio sustancioso de música de cámara, pero también compuso en otros géneros como la ópera, el ballet, las bandas sonoras , la sinfonía y los conciertos para solistas y orquesta.

En cuanto a su estilo, podemos decir que escribió desde una perspectiva modernista, las primeras obras estuvieron más alineadas en el serialismo, pero conforme fue pasando el tiempo y se dieron nuevas exploraciones sonoras, se fue apartando de este estilo utilizando la tonalidad y la atonalidad igualmente, sin incluir tonalidad fundamental, más bien creando un estilo único.

Despreciando la música que no expresaba nada, más allá de una sucesión de notas, y trabajando en que sus obras despertaran emociones, de allí su uso de dinámicas, tímbricas y demás elementos que le dan a su música estas características propias . ( “Década Prodigiosa. Scherzo, Revista de Música, N°204 (Enero de 2006)

Catálogo de algunas obras de Otto Ketting

  • Concertino para dos trompetas y orquesta
  • Concertino para quinteto de jazz y orquesta
  • Sinfonía para cuarteto de saxofones y orquesta
  • Adagio para dos clarinetes, clarinete bajo, corno, trompeta, trombón, dos percusionistas, piano y trío de cuerdas
  • Cadencias arquitectónicas para oboe, vibráfono, marimba, arpa y cuerdas
  • Collage No. 6 para grupo de jazz y orquesta
  • Collage No. 9 para seis cornos, cinco trompetas, tres trombones, barítono, tuba y cinco percusionistas
  • For moonlight nights, para flauta solista, cuatro trompetas, cuatro trombones, ocho violines, cinco violoncellos, tres contrabajos, arpa y marimba
  • Marcha para cuatro clarinetes y cuatro saxofones
  • Preludio para doce saxofones
  • Quodlibet para percusión, piano, clarinete bajo y cuarteto de cuerdas
  • Winter para flauta alto, arpa, violín y violoncello 

Próximamente analizaremos una obra de Ketting, por ahora nos despedimos y esperamos que nos sigas, nos vemos la próxima semana con más del maravilloso mundo de la música aquí en «La Fuga»

1 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

This div height required for enabling the sticky sidebar

Publicidad