Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
¡ Alerta !

Hemos detectado un bloqueador de anuncios. Por favor, desactívlao para seguir navegando por esta página. Gracias por tu comprensión.

12 Waltz – Domenico Dragonetti Análisis

/
/
/
164 Views

Por: Johana Trujillo Gómez.

Dentro del muy limitado repertorio de waltzes para contrabajo, los 12 valses de Dragonetti tienen un lugar destacado.

En estos no existe exigencia o indicación de que deban tocarse juntos, aunque se han escrito a manera de ciclo, y presentados como parte de los «últimos ejercicios lúdicos» del compositor.

Una característica compositiva en Dragonetti es el uso de  esquemas rítmicos e interválicos, lo cual hacia que su interpretación fuera todo un desafío, debido a las  gruesas cuerdas de tripa de los contrabajos.

En este Waltz no solo se revelan importantes aspectos de técnica sino de interpretación en el cuál se cruzan los dedos en las diferentes cuerdas utilizando su dedo pulgar (capotasto).

Para indicar ello se utilizara esta abreviatura  (T), que es  donde inicia el registro más alto del instrumento y donde se muestran más de sus virtudes no solo como un instrumento de acompañamiento sino también como solista.

El Waltz inicia en anacrusa

precediendo la nota acentuada del primer tiempo y haciendo un poco de rubato, efecto que realiza el ejecutante para hacerlo sentir más dinámico.

En la parte técnica el tempo “vivace” da la impresión de un tempo acelerado, agitato de uso difícil en la forma; más un tema de semicorcheas.

Una característica técnica es el uso de cuerdas como nota pedal, mostrando la máxima extensión del instrumento, en cuanto al registro bajo (La1).

Hay que tener en cuenta que para la época de Dragonetti, los contrabajos tenían gruesas cuerdas de tripa y además solo eran tres cuerdas tocadas con un arco bien distinto al que conocemos hoy como arco alemán.

En esta sección de figuración rítmica atresillada, se presenta un manejo de arco pendular que permitía tocar las tres cuerdas de forma arpegiada y el movimiento de terceras constante que se hace en una sola posición usando los dedos (4-1, 4-2) ó (2-1, 1-T).

Son elementos de tipo virtuoso en cuanto a lo acrobático y ágil, posteriormente esta paso a que el instrumento se viera más involucrado en la orquesta hasta obtener el lugar que hoy tiene.

En el tema A1 aparece de nuevo la sensación de velocidad y rapidez por medio de semicorcheas re exponiendo el Tema inicial pero con variación armónica y melódica.

Como característica técnica en la parte B1 se tiene en cuenta la dificultad del golpe de arco con el martelé, movimiento que se ejecuta con todo el brazo este se distingue por su fuerza y peso en el arco.



En esta sección Dragonetti usa una extensión de hasta un Do 3, compás 33 que para la época era una gran hazaña ya que en el contrabajo de estos tiempos solo subía en el diapasón en promedio hasta un Re 3 ó Mi 3. Y casi nadie en esta época se atrevía a tocarlo hasta dicho registro.

En análisis nos confirma y evidencia los aspectos estilísticos mencionados en el trabajo.

 Las composiciones incluyen secciones rítmicas declamatorias y patrones de semi-corchea en secuencias como característica interpretativa es importante pensar en lo armónico, solo hay una variación de ritmo en el tema B y C.
 Respecto a las ligaduras y los stacattos, no son estrictamente marcados. Las líneas cantábiles son pocas y distantes entre sí, haciendo más que evidente las características, en este caso, las desventajas, del arco
 Por todo lo anterior se puede definir la forma de este Waltz como:

Sección A 1 Sección A 1 repetida Sección B 1 Sección B 1 repite

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

This div height required for enabling the sticky sidebar

Publicidad